Cuando alguien introduce preguntas en un buscador tales como
¿Cuánto se puede ganar con el day trading?” o “¿Se puede vivir del
day trading?
”, no responden las personas que podrían dar la respuesta, porque
están ocupados ganando dinero en el day trading.
El que escribe este artículo también pasó por ahí. Los años que han pasado hasta el día de hoy, no volvió a entrar en Google con esas preguntas: estuve ocupado formándome con mi compañera de equipo de trading.

Los traders que conocemos y que ganan dinero con el trading, tampoco están en Internet respondiendo estas preguntas. Cuando uno decide tomar este camino, y comienza a formarse de un modo organizado y bien informado, acaba rodeado de formación de calidad, entra en una comunidad de traders y estudiantes de trading, se introduce en una dinámica por aprender y deja de tener sentido preguntarse esas cuestiones: claro que se gana dinero con el day trading. En un entorno de formación, ese dato evidente pasa a un segundo plano, lo importante y realmente lo único, es aprender lo necesario para ganarlo.

¿Quién responde entonces a esas preguntas? Hemos observado que las respuestas se dan en foros son de personas que hablan de oídas, que hacen deducciones erróneas  de premisas que nada tiene que ver con el trading, o de traders que negocian swing trading (esto son negociaciones que duran días, semanas o meses) y que pretenden aplicar aplicar sus conocimientos a un marco temporal menor, el del day trading, en el cual las técnicas que ellos aplican no funcionan, y les lleva a concluir que no es posible sacar nada de provecho.

Respecto de los swing traders, entendemos su razonamiento, pero no lo compartimos. Profundicemos en los diferentes argumentos de estos traders, y aportemos números.

En general los traders que operan en un time frame determinado, por ejemplo los que negocian en gráficos donde las velas representan días, consideran que los que operan en gráficos menores, pongamos por caso, aquellos donde las velas representan horas, negocian ruido (confusión), algo incomprensible para ellos. Y esto sucede en cascada, así, los que operan en gráficos de una hora consideran que los que operan en gráficos donde las velas representan cinco minutos, dos minutos o un minuto, están negociando ruido, confusión que no apunta a ninguna dirección. Respecto de este argumento, en el day trading existen estilos diferentes y muchos sistemas, hay negociaciones que pueden durar horas, y las hay que duran segundos o minutos.

Este último es nuestro caso, operamos en el time frame de un minuto y nuestras operaciones duran segundos o pocos minutos: efectivamente operamos en el ruido, y para ello nos servimos de las dirección que apuntan los timeframes superiores. Nosotros leemos el timeframe de los traders que negocian el marco temporal de 15 minutos, y nos servimos de ellos para conocer la dirección del mercado: alcista o bajista, y sobre eso buscamos patrones (configuraciones gráficas repetitivas), en el timeframe de un minuto.

Otro argumento que suelen esgrimir, es el de la rentabilidad y el tamaño de la cuenta, que van relacionados. En swing trading lo que extraen de las inversiones es una rentabilidad. Cuanto más grande sea el capital, mayor será la rentabilidad que se pueden esperar. Obtienen, si son buenos, más de lo que les daría un banco por un depósito. Pero es en esa banda económica en la que se mueven, en la de una mejor rentabilidad de sus ahorros. El day trading no funciona así. Nosotros no buscamos una rentabilidad en un momento puntual, queremos vivir del trading, ganar un sueldo o en otros casos, un sobresueldo. Y no necesitamos una gran cuenta.

Hablemos de cuánto dinero se necesita para operar en el mundo de day trading. Si abrimos cuenta con un bróker se te solicitará un depósito de 25.000 dólares (debido a la Pattern Day Trader), además del dinero que desees utilizar para negociar, pero si abrimos la cuenta con una Propietary firm, los traders están exentos de este depósito. En solodaytrading operamos con una Propietary firm (si te interesa conocerla te informaremos sin problema). Por tanto, solo necesitas los 4.000$ (o 3.000$ o 5.000$) con los que vayamos a negociar. El bróker o Propietary firm multiplican por 4, 5 … 10 ese depósito para que podamos tener el buying power necesario, de tal forma que con 5.000$ obtienes un poder de compra mayor. En nuestro caso la Prop con la que trabajamos multiplica nuestra cuenta por 6 (exigen una cantidad mínima de 2.500$). De tal forma que si disponemos por ejemplo de 5.000$, multiplicados X 6 nos da = 30.000$. De estos 30.000$ de buying power podemos emplear legalmente el 70%, con lo cual disponemos para especular (en el day trading no se invierte se especula) de 21.000$. Los gastos que tenemos son plataforma de acceso directo al mercado (DMA), más las comisiones que cobran por la cantidad de acciones que movemos. Estos costes no suponen un problema para ganar un sueldo o sobresueldo (escríbenos y te informaremos con detalle).

Retomando el ejemplo anterior, en el day trading especularemos con esos 21.000$ varias veces al día, obteniendo una ganancia en cada una de ellas (también hay pérdidas, pero son parte tolerada del sistema). Se trata de combinar distintas variables: tamaño de la cuenta, apalancamiento del broker o Propietary firm, nominal del valor, estructura del patrón y tamaño del lote que compraremos para obtener una ganancia de 1:1. Este 1:1 significa, ganancia mínima, que consiste en obtener la misma cantidad que arriesgas, y que viene determinada por la estructura del patrón que negociamos en el timeframe de un minuto. Son estructuras por lo general de 5 o 10 centavos. Estas ganancias pueden estirarse, según la foto del mercado en ese momento a 1:2, 1:3…  Este modo particular de day trading se denomina scalping.

Pongamos un ejemplo: con esos 21.000$ puedo comprar un lote de 600 acciones, para una estructura de 5 centavos, que dan una ganancia mínima de 30$, y que tras las comisiones se quedan en 27$. Otra opción: con 21.000$ compramos un lote de 1.000 acciones de un valor con nominal de 21$, para una estructura de 5 centavos, que como ganancia mínima arroja 50$, y que tras descontar las comisiones deja un neto de 40$. Si estiramos esta ganancia hasta 1:2 (esas condiciones dependen de nuestra lectura del mercado), suponen un neto de 90$.

En resumen, tenemos por ejemplo una cuenta de 5.000$, y a esa cantidad le podemos sacar cada día, varias veces 21$, varias veces 50$, 80$…  en función, como hemos comentado, de la combinación de tamaño de la cuenta, apalancamiento del broker, tamaño del lote, nominal del valor y estructura de la negociación. Esto no va de rentabilidad, va de dinero. Y esta es la realidad económica del day trading. Es un trabajo, un oficio que exige estar delante de los monitores. Cuando leemos en Internet que se habla de Warren Buffet, no sabemos cómo rebatir semejantes argumentos: comparar la inversión (de Buffet) con la especulación que es de lo que trata el daytrading, son dos mundos diferentes. Es evidente que se puede vivir del trading. No queremos marear con más ejemplos, la idea está clara. Si tienes dudas sobre esto, escríbenos y te lo explicaremos encantados.

Cuando leemos que no se puede operar a base de análisis técnico, sino a través de fundamentales, repetimos, nosotros abrimos y cerramos negociaciones en segundos o minutos, no nos importan los fundamentales de los valores que negociamos, solo nos importa que haya volatilidad, que se mueva, la razón de por qué lo haga nos es absolutamente indiferente. Durante la sesión de mercado, vamos vigilando los valores de nuestra watchlist, buscamos un patrón reconocible y que nos ofrezca una estructura sobre la que negociar, nos basamos en el análisis técnico. Nuestro sistema de lectura de precio y volumen, Tape Reading, aplicado a patrones es todo lo que necesitamos para validar o descartar una negociación: dónde está el precio y cómo ha llegado ahí.

También hemos leído en algún foro que el riesgo es grande. Todo lo contrario, el scalping es el modo más seguro de operar en el mercado (también el más difícil, pero de eso hablamos en otros posts). Es el más seguro porque estamos en el mercado el menor tiempo posible, y a menor permanencia menor exposición a las noticias o eventos que pueden cambiar bruscamente la dirección del mercado. Nuestras estructuras son de pocos centavos, si el precio se dirige a nuestro stop loss, lo saltamos, estamos delante de los gráficos.

Más aún, el control del riesgo solo es es posible en intradía, porque es el único escenario donde lo que decidimos que podemos permitirnos perder (eso es el riesgo, la pérdida permitida), es posible cumplirlo. Hasta que el mercado no esté abierto 24h no dejará de existir la posibilidad de que al día siguiente el mercado abra con gap (que es un salto de precio producido por una noticia, de tal forma que en la apertura de la nueva sesión las acciones pueden valer más o menos que el precio de cierre de la sesión anterior),  y que el nivel de precio que decidimos cómo máxima pérdida sea traspasado y por mucho con un poco de mala suerte. Es el control del riesgo lo que convierte este oficio en un negocio y no en un juego de azar.

Hay quien argumenta también que el estrés que supone el day trading es insoportable. Aquí tenemos que decir que cualquier cosa comparada con abrir una posición un martes de abril y cerrarla un jueves de mayo, debe de ser de un estrés insoportable. Sin embargo, es cierto que hay un estrés elevado en esta operativa, pero hay que dominarlo igual que hay que dominar otros aspectos, son parte del aprendizaje. Podemos garantizar que es imposible operar day trading con estrés, solo desde el control emocional, es posible abrir varias negociaciones cada día. Se opera sin estrés no a pesar del estrés. De todas las dificultades que tenemos, sin duda esta es la peor, por eso se trabaja de forma particular. Finalmente, y si el trader se dedica a esto, el estrés es otra de las metas que ha debido de superar para negociar con éxito. No es una condición cualquiera a sobre llevar sino la condición a superar.

Para finalizar, si buscas información sobre las posibilidades de ganar dinero y vivir del day trading, no busques las respuestas de quien no lo hace.